SOBRE BRUDYLAB

En BRUDYLAB somos especialistas en nutrición médica basada en los beneficios que aporta el DHA para la salud humana. Nuestro objetivo es ofrecer productos dietéticos que permiten mitigar el estrés oxidativo y la inflamación asociados a las enfermedades, por la vía de complementar la dieta. Productos que van dirigidos a la protección oxidativa ocular y de la fertilidad humana, para tratar de optimizar el funcionalismo cerebral y  reducir los factores de riesgo cardiovasculares derivados del exceso de grasas en la sangre (colesterol y triglicéridos). Complementos Alimenticios y Alimentos Dietéticos para Uso Médico Especial (ADUME), basados en el triglicérido de DHA antioxidante (TG-DHA). El DHA es un ácido graso poliinsaturado de cadena larga Omega-3 (AGPI Omega-3), esencial para el desarrollo intelectual y visual del humano.

En Abril de 2014 hemos obtenido definitivamente la patente europea de uso del Triglicérido de DHA como antioxidante celular. Hemos sido pioneros en el estudio de la actividad antioxidante de éste TG-DHA antioxidante en cultivos celulares humanos1, que luego hemos confirmado con la realización de estudios clínicos.

 

EL TRIGLICÉRIDO DE DHA ANTIOXIDANTE (LA TRIDOCOSAHEXAENOINA-AOX®)

Si algún mérito tenemos, ha sido el observar la fisiología humana del DHA, para luego imitarla. Partiendo de la importancia que tiene el DHA para la maduración del cerebro y la retina en el feto y el neonato, es evidente que en estos períodos del desarrollo se va a requerir un aporte elevado de DHA.

Ello tiene lugar durante el último trimestre del embarazo y el primer año de vida. La madre es la que suministra el DHA al feto, por  la vía placentaria, y luego al neonato, a través de la lactancia materna; un DHA que ella obtiene enteramente de la dieta, con la ingesta de pescado. Analizando la leche materna humana, hemos visto que el 87% del DHA presente en ella, lo está en forma de triglicéridos, y por este motivo queda claro que al humano hay que administrarle el DHA en forma de triglicérido si deseamos una óptima absorción.  Cuando buscamos la posición que ocupa el DHA en los triglicéridos de la leche materna humana mediante Cromatografía, se aprecia que el 50% del DHA se encuentra situado en la posición central (Sn-2) del triglicérido. Quiere ello decir, que esa posición va a ser fundamental para una mejor absorción digestiva del DHA, como así ocurre.

Las lipasas salivales, gástricas y pancreáticas, rompen los enlaces 1 y 3, liberando los ácidos grasos de los extremos, que se absorben como ácidos grasos libres; pero éstas no son capaces de romper el enlace en la posición 2 del glicerol, que ahora ha quedado transformado en un monoglicérido de DHA. En este caso, el monoglicérido de DHA atraviesa el enterocito de manera intacta, para alcanzar la sangre.  Una vez en la sangre, la presencia de un poliinsaturado en la posición central va a estimular su conversión a la forma de fosfolípido, para ser depositado en una membrana celular.  Ello se consigue añadiendo un nuevo ácido graso en la posición 1, y colocando un grupo fosfato y una base nitrogenada en la posición 3. El triglicérido de DHA antioxidante, convertido en un monoglicérido de DHA en el tubo digestivo, es absorbido y convertido en un fosfolípido de DHA, que será insertado en cualquier membrana celular.

 

 

NUESTRO PROCESO DE SÍNTESIS PATENTADO

En BRUDYLAB convertimos los triglicéridos del pescado, en triglicéridos de DHA del tipo humano (con DHA en posición central).  Tomando el aceite del pescado (Atún), procedemos eliminando todos los ácidos grasos que no sean DHA: el colestero, los saturados, monoinsaturados, poliinsaturados omega-6 y todos los poliinsaturados Omega-3, excepto el DHA. Con ello obtenemos un concentrado de DHA al con muy bajos niveles de todos los demás ácidos grasos, que introducimos en un reactor, junto con glicerol y enzimas. Durante el proceso de reesterificación realizado por Brudy, intentamos priorizar la reesterificación en la posición central. Mediante esta metodología intentamos priorizar la colocación de DHA en la posición Sn-2 (central) de igual modo que lo encontramos en la leche materna humana.

 

NUESTRA PATENTE

Fruto de la síntesis de triglicéridos de DHA, con DHA en posición central. Ello favorece la absorción digestiva y su conversión en fosfolípidos de DHA, que son ubicados en cualquier membrana celular. Los estudios en cultivos celulares nos permitieron deducir, que la presencia de mayor cantidad de DHA en la membrana celular, puesto que el DHA tiene 6 enlaces dobles que pueden ser fácilmente oxidados, origina una activación génica, por sobre-regulación enzimática, y la célula, por si acaso, incrementa la producción de glutatión dentro de su citoplasma en el orden de un 200 a 300% más de lo habitual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Papel antiinflamatorio2 - antiangiogénico y antitumoral3 del DHA

Los AGPI Omega-3 como el DHA compiten con los Omega-6 a nivel de las membranas celulares. Un estudio de biodisponibilidad dosis-respuesta pone de manifiesto como se depositan en la membrana celular de los glóbulos rojos tras 30 días de administración oral. El ritmo de decremento del ácido araquidónico (ARA) Omega-6 se compensa con un incremento equivalente del DHA. El cambio ocurrido en la membrana eritrocitaria es un fiel reflejo de lo que ocurre en el resto de las membranas celulares de todo el organismo.

 

 

 

FASE DE INDUCCIÓN: Un mayor aporte de Omega-3 permite el predominio de éstos en las membranas celulares sobre los Omega-6. Por ello, cuando hay destrucción celular por cualquier causa, los fosfolípidos de la membrana son metabolizados para formar Prostaglandinas y Tromboxano de la serie E3, y Leucotrienos de la serie 5, con actividad antiinflamatoria, antitrombótica y débilmente quimiotáctica, a diferencia de los generados por los Omega-6: Prostaglandinas y Tromboxano de la serie E2 y Leucotrienos de la serie 4, que tienen actividad inflamatoria.

 

FASE DE AMPLIFICACIÓN: Además, al igual que los AINES y los Corticosteroides, el DHA es un inhibidor de la activación del Factor Nuclear Kappa Beta (FN-κβ), responsable de la amplificación de la respuesta inflamatoria4. Su activación deriva en la síntesis de nuevos mediadores inflamatorios: citoquinas (IL-6, IL-8, IL-10), moléculas de adherencia intercelular (ICAM), de adherencia vascular (VCAM), Factor Vascular de Crecimiento Endotelial (VEGF) y metaloproteinasas, que amplifican la respuesta inflamatoria y favorecedores de la neovascularización (angiogénesis) en los tejidos afectados.

La inhibición de la activación del FN-κβ explica porqué el DHA minimiza la síntesis del VEGF y entorpece la neovascularización (angiogénesis) y el crecimiento de los tumores.3

 

EL DHA EN ONCOLOGÍA: La administración de AGPI Omega-3 durante un período previo al inicio del tratamiento con quimioterapia, facilita la eficacia de ésta y reduce los efectos adversos derivados de la misma4. La mayor fluidez que el DHA confiere a las membranas celulares facilita la penetración de la quimioterápia. La inducción provocada por el DHA en la síntesis del glutatión dentro de las células, comporta que las células sanas consigan protegerse mejor frente a la oxidación provocada por la quimioterapia, generando menos efectos adversos. Algunos estudios clínicos publicados, en cáncer de mama5,6,  y de pulmól7,8,9 lo señalan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias bibliográficas:

  1. Gassó F, Domingo JC, et al; Docosahexaenoic acid improves endogen antioxidant defence in ARPE-19 cells; 2008 ARVO abstract; Poster 5932/A306.
  2. Chen W et al; Anti-inflammatory effect of docosahexaenoic acid on cytokine-induced adhesion molecule expression in human retinal vascular endothelial cells; Invest Ophthalmol Vis Sci 2005; 46: 4342-7.
  3. Spencer L, et al; The effect of omega-3 FAs on tumour angiogenesis and their therapeutic potential; Eur J Cancer 2009; 45:2077-86.
  4. Nawale Hajjaji, et al; Selective sesitization of tumors to chemotherapy by marine-derived lipids. A review; Cancer Treatment Reviews 2012, jul 29.
  5. Bougnoux P, et al; Improving outcome of chemotherapy of metastatic breast cancer by docosahexaenoic acid: a phase II trial; British Journal of Cancer (2009) 101, 1978 – 1985
  6. Jiajie Liu, et al; The Role of n-3 Polyunsaturated Fatty Acids in the Prevention and Treatment of Breast Cancer; Nutrients 2014, 6, 5184-5223
  7. Concetta Finocchiaro, et al; ffect of n-3 fatty acids on patients with advanced lung cancer: a double-blind, placebo-controlled study; British Journal of Nutrition (2012), 108, 327–333
  8. van der Meij BS, et al; Oral nutritional supplements containing n-3 polyunsaturated fatty acids affect quality of life and functional status in lung cáncer patients during multimodality treatment: an RCT; European Journal of Clinical Nutrition (2012) 66, 399 - 404
  9. Rachel A Murphy, et al; Supplementation With Fish Oil Increases First-Line Chemotherapy Efficacy in PatientsWith Advanced Nonsmall Cell Lung Cancer; Cancer 2011;117:3774–80.

© 2015-2017 Brudylab  |  Riera de Sant Miquel, 3, 2º 4ª - 08006 Barcelona - Tel. 93 217 03 66  |  info@brudylab.com  |  Aviso LegalCookies  |  Política de calidad