Los Complementos Alimenticios constituyen un valioso recurso complementario a la dieta, útiles cuando el médico y los profesionales sanitarios desean reforzar los aportes diarios de los nutrientes incorporados en esta, y por tanto:

  • No deben utilizarse como tratamiento específico de las enfermedades de base.
  • Deben ser utilizados en el marco de un estilo de vida saludable y no como sustitutivos de una dieta variada y equilibrada.
  • Solo deben ser aconsejados:
    • en pacientes que realizan dietas inadecuadas
    • en aquellos que presentan trastornos de la absorción digestiva
    • en aquellos que tienen necesidades tisulares incrementadas
  • No debe superarse la dosis diaria recomendada
  • Deben mantenerse fuera del alcance de los niños

Los Alimentos de Uso Médico Especial son productos que están sujetos a la prescripción y supervisión médica, y es al médico a quién le corresponde fijar la dosificación diaria.